translation
Soldados de Hezbollah

La preocupación por Hezbollah llega a Argenina, donde la Ministra de Defensa Patricia Bullrich transmitió preocupación de Estados Unidos por posibles actividades económicas de la organización en ese país. Estados Unidos y el Ministerio de Defensa de Argentina amenazan con incorporar a Argentina a un conflicto ajeno.
Son varios los intereses de algunos actores de Oriente Medio y el mundo contra la organización Hezbollah establecida en Líbano:  desde Arabia Saudita intentando combatir el ejemplo del laicismo a su pueblo a Israel con 2 intentos de ocupación a Líbano frustrados por esa organización.


Es necesario hacer algunas aclaraciones sobre Hezbollah que significa “Partido de dios” y su líder, Nasrallah es ciertamente también un líder religioso, pero Hezbollah, aun con su nombre, apoya la separación entre estado y religión, algo con lo que Israel ni siquiera puede soñar, menos ahora dictaminando mas leyes teocráticas para contentar a los religiosos de la coalición gubernamental, ni siquiera una democracia europea como la española puede imaginar a corto plazo un país en el que un ciudadano mantenga garantizadas sus libertades civiles al hacer bromas sobre religión.
Hezbollah cuenta con una superioridad militar reconocida respecto al ejercito libanes y sin embargo jamas uso, ni amenazó con usar, esa ventaja contra el derecho a la autodeterminación de los libaneses, manteniendo una banca en el parlamento obtenida políticamente, su razón de existir se limita a la defensa de Líbano de agresores extranjeros como Israel o ISIS.

Hezbollah, una organización shiita,  no existía hasta que Israel intentó ocupar el sur de LÍbano en 1982, fue creada únicamente para expulsar a un invasor de LÍbano y permaneció desde entonces guardian infalible de ese país y sus aliados como Siria.
Previamente a la intervención israelí en el conflicto libanés, los libaneses se veían acosados por enfrentamientos entre palestinos de la PLO e Israel, esos enfrentamientos se cobraban vidas de miles de libaneses. Con masacres y una fuerte enemistad entre los libaneses laicos y de origen musulmanes (musulmanes liberales)  progresistas de izquierda y las falanges cristianas creadas por Pierre Gemayel a semejanza de las falanges cristianas españolas que respondian a los intereses occidentales economicos y politicos en Oriente Medio. Israel decide que seria ideal un estado libanés cristiano y resuelve entonces intervenir en 1982 el sur de Líbano y asistiendo a las falanges cristianas en masacres en las  cuales miles de civiles, tanto libaneses como palestinos, eran asesinados a sangre fría por cristianos respaldados por Israel, el escándalo fue tal que por su participación en la masacre de Sabra Shalita Israel quito a Ariel Sharon del Ministerio de Defensa y le prohibió volver a ocupar el cargo. Pero conquistó el futuro corazón del pueblo criado entre guerras, se convertiría en Primer Ministro consecutivamente hasta su muerte.

La intervención militar de Israel en Líbano constituye a Hezbollah como milicia armada que entre 1982 y el 2000 combatió continuamente la presencia Israelí en suelo libanés. En el año 2000 Hezbollah logra finalmente desarticular al Ejército Libanés del Sur, nombre de las falanges cristianas aliadas de Israel, e Israel decide retirarse sorpresivamente en una operación fugaz dejando armamento atrás. La retirada Israelí del territorio libanés dio a Hezbollah un inmenso apoyo popular trascendental a los sectarismos característicos de Oriente Medio. Nuevamente en el 2006, Hezbollah entró en conflicto con Israel y esta vez más que su éxito militar fueron los crímenes cometidos por el ejército israelí los que provocaron apoyo popular y en la opinion internacional, a la organización, que además se reafirmó como un verdadero factor de riesgo para Israel constituyendo hasta hoy su principal preocupación.

Hezbollah no solo lucho por la integridad del territorio libanés contra Israel sino también contra ISIS y Al-Nusra y defendió a Siria de las mismas organizaciones desatando la misma preocupación que en Israel ahora en los estados del Golfo que ven al Partido de Dios de un Líbano secular que pudo lo que ejércitos fallaron como  a los Houthis de Yemen  luchando por el voto femenino y otros derechos.  Estos movimientos seculares y progresistas, a pesar de su identificación con el Islam representan un peligro a la dominación Wahabi, la de los países del Golfo que compran la postura de Occidente por medio de aportes a Naciones Unidas y compras de armas, o en su defecto tal cual denuncia Nasarallah, con pagos directos por operaciones militares.
Las dinastias dominantes de Arabia Saudita ven su superviviencia amenazada por las revueltas de la region y el reclamo masivo de apertura cultural.

 

Nasarallah denuncia oferta monetaria Saudi a Israel para atacar Libano.



Irán a pesar de ser una teocracia defendió exitosamente a los regímenes seculares de los emprendimientos del Golfo, Israel y Occidente para imponer la teocracia en Líbano, Siria, Iraq, Gaza por medio de ISIS y Al-Nusra. Iran ademas es el único país apoyando activamente a Yemen que es  fuertemente invadida por los estados del Golfo, Occidente, Al-Qaeda e ISIS y un bloqueo humanitario que restauraron enfermedades previamente extinguidas y con altísimos niveles de desnutrición.

Internamente ese país cuyo gobierno es por segunda vez consecutiva liberal comenzó a ampliar las libertades civiles y se encuentra en un  claro proceso de secularización con mujeres sin velo en algunas ciudades y pedidos masivos para la abolición de la supremacía del líder religioso Khameini.

Facebook Comments